Relato de un náufrago

Resultado de imagen de relato de un naufragoLa verdad es que siempre me daba vergüenza admitir que nunca había leído Gabriel García Márquez cuando escuchaba conversaciones sobre su gran talento. Callada, asentía y sonreía a las opiniones de los demás, contribuyendo sin más a a reforzar la destreza del autor.

Afortunadamente, hace ya bastantes días derrumbé ese muro al teminar Relato de un náufrago; una de sus muchas grandes novelas. Mi encuentro con Márquez fue curioso: había oído hablar tanto de él que no me esperaba las palabras que leí. Evidentemente que la historia me cautivó y en muchos momentos me era dificil dejar el libro (aunque, realmente, no pasa mucho) ya que sentía que era yo quién estaba en esa barca, sentía los mismos mareos y olía el mismo olor a sal.

Sin embargo, ahora cuando alguien alaba Márquez, ya no asiento ni sonrío. En estilo, me decepcionó bastante. Las redundancias, el recordatorio constante y el uso de las mismas estructuras me cansaban ya al poco de empezar a leer. En algunos momentos me sorprendía a mi misma buscando inconscientemente cuantas veces una misma palabra o una misma frase aparecían en el mismo párrafo.

A pesar de todo, quiero no quedarme solo con esta impresión y espero poder coger pronto otra pieza ilustre del escritor para no quedarme con una decepción agridulce.

Anuncios

Si em toques, cauré

siemtoquescaureEl periodista Dani Vilaró se estrenó en la narrativa literaria con una primera compilación de relatos cortos que hablan de esos momentos frágiles que nos abducen en momentos de nuestra vida: Si em toques, cauré.

Lo mejor del libro, además de las propias historias que algunas te emocionan y las otras te estremecen; es la recuperación de la lengua catalana en toda su pureza y sencillez. Vilaró consigue mágicamente unir el uso del lenguaje de hoy con los vocablos cultos que entendemos pero ya nadie escribe. Una fantástica mezcla que fluye sin obstáculos y se convierte en música para los oídos.

Totalmente recomendable leer un cuento cada noche para así alargar el buen rato de conocer cada protagonista.

 

Lean In: Women, work and the will to lead

Sheryl Sandberg era una completa desconocida para mí hasta que una compañera de la universidad me habló de ella durante una calurosa mañana de primavera en una terraza de Barcelona durante un desayuno inesperado.

41luF9kOo6L._SX301_BO1,204,203,200_

La conversación estaba girando sobre desarrollo profesional y personal siendo mujer y el querer llegar lejos: el eterno debate y preocupación entre el querer ser (una buena) madre y una (buena) líder. Estábamos discutiendo si ciertos sacrificios valen la pena, como poder combinar ambas cosas, el papel del hombre en la discriminación profesional y su implicación doméstica, sobre si la sociedad está preparada…

No podemos obviar que Sandberg ha estado seis años en Google y, desde hace diez, en Facebook; compañías que no son precisamente conocidas por su política rígida contra las mujeres. Su trayectoria también facilita que pueda ilustrar las diferentes estadísticas y gráficas con experiencias vividas en carne propia. Por lo tanto, todos los elementos facilitan que Lean In sea un manual feminista de cabecera, positivo y que dan ganas de comer el mundo.

Lo que más me ha gustado del libro es que no es un manifiesto de guerra ni una llamada a la lucha armada. Lean In no deja de ser un desarrollo extenso de as respuestas a la pregunta de porqué no hay más mujeres líderes. La propia autora la responde a través de tres elementos que considera principales: sentarse en la mesa, tener un compañero de vida real y no abandonar antes de abandonar el trabajo (puedes ver un resumen en su charla TED aquí).

La autora desarrolla con naturalidad y claridad estos tres puntos desmenuzando los factores externos e internos que inciden en estos y otras causas sociales e históricas que llevan a la situación actual. De forma sencilla y honesta, Sandberg presenta hechos, números y experiencias que la llevan a ilustrar y resaltar otros puntos a tener en cuenta, además de la simple discriminación, y no duda en destacar las características negativas de ambos géneros.

La verdad es que a pesar de que la protagonista no tiene la misma vida sencilla que la gran mayoría, sus páginas se hacen cercanas. La realidad que cuestiona, patente; y las ideas que presenta, realizables y alentadoras. Un libro de cabecera para cualquiera que busque la igualdad de oportunidades entre géneros, quiera respetar a su pareja y quiera hacerla feliz ayudándola/e a cumplir sus sueños. El ABC del feminismo.

¡Leedlo!

Then he explained that the only one criterion mattered when picking a job – fast growth. When companies grow quickly, there are more things to do than there are people to do them. When companies grow more slowly or stop growing, there is less to do and too many people to not be doing them. Politics and stagnation set in, and everyone falters. He told me, ‘if you’re offered a seat on a rocket ship, you don’t ask what seat. You just get on’ “.