Inicio » Personalmente » Israel no es el hijo predilecto de Yahvé

Israel no es el hijo predilecto de Yahvé

El otro día, una chica escribió en su Facebook que Israel tiene en su poder 400 cabezas nucleares y que, curiosamente, goza de la ignorancia internacional. Todo correcto hasta aquí pero lo que me sorprendió fue que un compañero suyo puso en duda esta información. Así que pensé que siempre es útil dar cuatro pinceladas de un país que esconde un demonio bajo la piel de cordero.

Historia: Se dice que Palestina era una tierra vacía que esperaba la llegada del pueblo elegido. Consultando un poco aquí y allí, uno se puede dar cuenta que Palestina no era una tierra vacía sino habitada por “árabes con un alto nivel de cultura y educación“. Si seguimos buscando, encontraremos que los judíos llegaron a Palestina de forma masiva a partir de la declaración de Balfour en 1916 por lo que antes (y ahora) de esa fecha, esta tierra no estaba vacía sino habitada por palestinos. 

Armamento: El Estado de Israel tiene una gran y desarrollada industria militar con uno de los ejércitos más bien preparados del mundo lo que lleva incluso a los propios soldados israelíes denunciar los crímenes que el Estado les obliga a hacer en la población palestina. Tales son las atrocidades que los militares se han agrupado en Breaking the Silence para contarlo.  Además de ello, la campaña de Negocis Ocults, una iniciativa de la Coordinadora d’Entitats amb Palestina al Cor, no sólo explica a cualquiera que lo desee el tipo de armamento que posee Israel sino que va más allá y descubre cómo el Gobierno Español participa y se lucra de esta industria. Los investigadores Alejandro Pozo y Camino Simarro han elaborado informes en los que prueban la existencia de estas relaciones los cuales, esperan verse completos con el último informe acerca de los drones.

Bombas nucleares/ armas químicas: El fósforo blanco es un alótropo que ha tenido un uso militar extenso como agente incendiario, para crear pantallas de humo y como componente flamígero antipersonal capaz de causar quemaduras graves. Está considerado como una arma química, la misma categorización de las armas usadas contra la población siria y que han recibido la denuncia de la comunidad internacional y una consecuente actuación. Israel usó fósforo blanco en una operación en Gaza, tal y como recoge el periodista Alberto Pradilla en El judío errado: “(…) Pero luego llegó la operación Plomo Fundido. Y también aparecieron soldados a los que se les hizo insoportable pensar en lo que habían hecho durante aquellos 20 días en los que el Ejército hebreo bombardeó sin descanso la Franja [de Gaza], mató a 1.412 palestinos y llegó a utilizar munición prohibida como el fósforo blanco. (…) El gobierno hebreo llegó a negar estas acusaciones, aunque, finalmente, tuvo que admitirlo, después de que el juez sudafricano Richard Goldstone elaborase un informe en el que certificaba que Israel cometió crímenes de guerra durante la operación militar. (…) En una época en la que todo el mundo dispone de un móvil con cámara, las imágenes de los palestinos aterrorizados escapando del fósforo en el patio de una escuela mostraron hasta dónde está dispuesto a llegar Israel. Aunque, si algo cambió con aquella agresión fue la forma en la que toda la sociedad, más del 95% de los israelíes, aplaudieron sin reservas el bombardeo contra una población de un millón y medio de personas que no tenía a donde escapar porque todas las fronteras estaban cerradas (…)”.

Por lo que respecta a las bombas nucleares, ICAN confirma las acusaciones de Mordejai Vanunu, el israelí responsable de anunciar en exclusiva el nacimiento de la primera bomba nuclear de Israel, con una pequeña recogida de las armas nucleares de las que dispone el estado israelita que, como anuncia en la misma web, “debido al secretismo la cifra no deja de ser aproximada”.

Muertes: Y si un estado no dudó en su momento usar armas químicas tampoco lo hacen sus soldados en el momento de apretar el gatillo, lo que genera cifras escalofriantes de víctimas.

“Entre el 8 de diciembre de 1987 y el 13 de septiembre de 1993, 1.162 palestinos y 160 israelíes perecieron debido a los enfrentamientos”, dice la Wikipedia por lo que respecta al período de la Primera Intifada.

La Nakba, la Catástrofe tal y como la conocen los palestinos de 1948, supuso la deportación de al menos 750.000 palestinos y la muerte de 13.000  a los que hay que sumar los 16 palestinos muertos en la manifestación/ conmemoración de la Nakba en el año 2000.

En la segunda Intifada, un período que abarcó del 2000 al 2006, fallecieron 3.733 palestinos y 1.011 israelíes.

Por lo que respecta a las víctimas de la Operación Plomo Fundido, Amnistía Internacional lo resume muy bien: “En los 22 días que duró la Operación ‘Plomo Fundido’, murieron unos 1.400 palestinos, entre ellos 300 niños y niñas, más de 115 mujeres y unos 85 hombres de más de 50 años”.

El 11 de marzo de 2011, tres niños israelíes murieron con sus padres en Itamar (cerca de Nablús, Cisjordania) presuntamente a manos de palestinos. Hasta la fecha, los niños palestinos muertos suman 1.500.

En febrero de 2012, 10 niños palestinos murieron en un accidente en el que el autobús con el que viajaban chocó contra un tanque de combustible israelí. Esta vez, los israelíes no dudaron en celebrarlo.

El pasado agosto de este mismo 2013, en el campo de refugiados de Qalandia, tres palestinos morían en una redada policial israelí.

Podríamos seguir contando y enumerando pero es más útil si visitáis la web de la organización por los Derechos Humanos israelí en los Territorios Ocupados, B’Tselem, que tiene una lista muy útil sobre las bajas palestinas e israelíes de todos los conflictos que ha sufrido la zona.

Discriminación de género: Otra cosa que hay que tener en cuenta es el tema de la mujer. Muchas veces oigo la misma frase acerca de los árabes: “son unos machistas, discriminan a la mujer”. Bien, pues a esa frase habría que añadir que la mujer sigue estando discriminada en muchos aspectos y lugares del mundo, uno de ellos, por ejemplo, es en Israel. “El rabino Tzví Tau, director del seminario rabínico Har Hamor y líder de la tendencia ultraortodoxa nacionalista-sionista, escribió un tratado para uso interno. El folleto promueve la opinión de que hay demasiada educación para las mujeres, la cuale «perjudica la calidad de vida de la nación», como así también la idea de que el hogar es el lugar de la mujer, y «no el quehacer de la actividad social”, recoge un portal, Israelenlinea.com. El artículo se acompaña de links para ampliar información, uno de los cuales lleva a otro artículo titulado Mujeres judías: ¿Mujeres de segunda?. Animo a leer este artículo y otros casos de los que el diario El País se hizo eco como, por ejemplo, el tema de la segregación de las mujeres en los autobuses, la manifestación en defensa de la igualdad de sexos en Beit Shemesh, el día en que apedrearon a las mujeres por rezar cantando en el Muro de las Lamentaciones o bien el control de la natalidad de las mujeres etíopes.

Derechos Humanos: Pero bueno, teniendo en cuenta que Israel no ha firmado todos los tratados de Derechos Humanos, qué más da que organizaciones internacionales como Human Rights Watch, Amnistía Internacional o B’Tselem denuncien su violación sitemática por parte del estado israelí, ¿verdad?

Asentamientos: Otra cosa a la que Israel hace oídos sordos y que las propias Naciones Unidas tildan de ilegales son los asentamientos/ colonias judías en territorios palestinos con el objetivo de expandir el territorio israelí más allá de la Línea Verde. Estoy segura que muchos de vosotros habréis oído hablar ellos, por lo que no hace falta contar nada más al respecto. Pero quizá no habéis visto los siguientes vídeos que muestran que, el asentamiento judío, va mucho más allá de la simple usurpación de una propiedad.

El “robo” de unas aceitunas, los “dos días, ay no, 22 años” de molestias; la vecina malhablada; el camino hacia la escuela; los tiroteos,… y tantísimos, tantísimos otros ejemplos los tenéis disponibles en YouTube.

Libros: Israel es archi -conocido en todo el mundo. Hay mucha bibliografia interesante aunque por tiempo, os recomiendo el libro de Alberto Pradilla, El judío errado, comentado hace poco en este mismo blog.

______

Me gustaría decir que todos estos pequeños ejemplos son mentira. Que me lo acabo de inventar y que realmente una situación como la descrita ha sido simplemente producto de la imaginación de una persona más malvada que el propio diablo.  Pero esto no es así; todo es desgraciadamente verdad y aunque no fueron muchos días, lo pude ver, lo pude palpar, lo pude sentir.

Después de todo esto, simplemente me quedo sin palabras cuando a alguien se le ocurre poner en duda todo lo que podemos ver, oir y tocar acerca de un estado llamado Israel el cual no es ningún santo, ni el hijo predilecto de Yahvé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s