Relato de un náufrago

Resultado de imagen de relato de un naufragoLa verdad es que siempre me daba vergüenza admitir que nunca había leído Gabriel García Márquez cuando escuchaba conversaciones sobre su gran talento. Callada, asentía y sonreía a las opiniones de los demás, contribuyendo sin más a a reforzar la destreza del autor.

Afortunadamente, hace ya bastantes días derrumbé ese muro al teminar Relato de un náufrago; una de sus muchas grandes novelas. Mi encuentro con Márquez fue curioso: había oído hablar tanto de él que no me esperaba las palabras que leí. Evidentemente que la historia me cautivó y en muchos momentos me era dificil dejar el libro (aunque, realmente, no pasa mucho) ya que sentía que era yo quién estaba en esa barca, sentía los mismos mareos y olía el mismo olor a sal.

Sin embargo, ahora cuando alguien alaba Márquez, ya no asiento ni sonrío. En estilo, me decepcionó bastante. Las redundancias, el recordatorio constante y el uso de las mismas estructuras me cansaban ya al poco de empezar a leer. En algunos momentos me sorprendía a mi misma buscando inconscientemente cuantas veces una misma palabra o una misma frase aparecían en el mismo párrafo.

A pesar de todo, quiero no quedarme solo con esta impresión y espero poder coger pronto otra pieza ilustre del escritor para no quedarme con una decepción agridulce.

Anuncios